LA GUIA

LA REVISTA

[ la revista ]

ADÉNTRATE EN EL ARTE Y LA CULTURA DEL EMPORDÀ A TRAVÉS DE SUS PERSONAJES

La ruta: Sant Miquel de la Font Freda

DESCUBRIR LA E-BIKE DE MONTAÑA SIN NECESIDAD DE SER UN ATLETA
Por Azucena Moya Fotos Yayoi Sawada

De camino a Maçanet de Cabrenys se alza la sierra de la Albera con unas nubes negras que amenazan tormenta. El día no acompaña pero nuestras ganas de naturaleza nos llevan a continuar arriba por la carretera de Darnius, respirando el verde que nos rodea entre troncos de alcornocales medio vestidas.

El paisaje se transforma rápidamente, el bosque mediterráneo pierde entidad y encontramos la vegetación que habita el relieve pirenaico de las Salinas y la Albera. Rodeadas por robles y boj vamos hilando camino hacia el punto de inicio de la ruta. Cuando llegamos a Maçanet de Cabrenys, en un pequeño desvío a la izquierda, nos esperan Marc y Viviane, los fundadores de E-bikes Tramuntana, una compañía de alquiler de bicicletas de montaña eléctricas.

Debemos reconocer que el grupo que formamos es un poco curioso. Algunas de nosotros hace tiempo que no cogemos una bicicleta, otros llevamos la montaña integrada a las células y otros no estamos acostumbradas a hacer excursiones con una exigencia física muy alta. Pero todas coincidimos en que la idea de hacer una ruta en bicicleta eléctrica de montaña es muy seductora.

Marc y Viviane nos dicen que no nos preocupamos. «Una de las características de las bicicletas eléctricas de montaña Haibike es que te permiten ajustar la potencia del motor según el nivel de cada usuario. De esta manera podremos hacer el esfuerzo físico que queramos sin tener que dejar a nadie atrás. »

Sin pensarlo dos veces montamos las e-BTTs que Marcos y Viviane tenían preparadas para nosotros. La primera sensación es extraña. Aquellas que pensaban que la bici les haría todo el trabajo iban bien equivocadas. Las bicicletas eléctricas no funcionan solas. El trabajo físico es igual, pero de una manera asistida. A medida que vamos pedaleando, la bicicleta va generando el impulso necesario para continuar, sin que la persona que la conduce deba hacer todo el esfuerzo.

Saliendo de Maçanet de Cabrenys hacia el este, empezamos un descenso suave con vistas al macizo de las Salinas y al castillo de Cabrera. Marcos nos recuerda la tradición popular que contienen estos parajes, como las leyendas que guarda el castillo. El paisaje es tranquilo y la pista está cargada de aromas de bosque. Para contrarrestar la calma y el silencio de la zona, la bajada que hacemos hasta el río Rinadal acelera el ritmo y aporta adrenalina y diversión a la ruta.

Esta parte del recorrido un poco más técnica nos sumerge en otro tipo de sensaciones. Los caminos son más irregulares y debemos estar atentos a los surcos, piedras y grietas. Una vez cruzado el río Armera, comienza la subida. Pero no nos asustamos. Los motores de las e-bikes nos ayudan a medida que vamos viendo cuál es el grado de dificultad que podemos alcanzar. Aquellas personas que se sienten cansadas pueden subir el nivel de asistencia del motor. Las que están bien físicamente pueden continuar igual o, de vez en cuando, aumentar un poco la potencia para experimentar la sensación de pedalear por una subida sin fatigarse y disfrutar más de las bajadas.

De este modo, cuando llegamos arriba aún tenemos fuerzas para continuar charlando, como hemos hecho durante la ruta. Disfrutar de las maravillosas vistas que nos esperan del pantano de Boadella, la llanura del Empordà y el golfo de Roses. Parece que el viento se llevó las nubes y finalmente hace un día soleado y fresco. Teniendo en cuenta que todo el tiempo estamos rodeadas de agua y de pozas, estas rutas son muy recomendables durante la temporada de verano si se quieren evitar las aglomeraciones en la playa.

Tras un par de horas disfrutando del paisaje y la tranquilidad de la montaña, de las sensaciones de autosuperación y de la felicidad de jugar con la bicicleta como cuando éramos unas niñas, llegamos de nuevo al punto de salida. Para el grupo ha sido una experiencia magnífica: hemos compartido una mañana explorando la naturaleza con las e-bikes y hemos disfrutado del territorio ampurdanés, que nos queda tan cerca pero todavía hay mucho por descubrir. La ruta de San Miguel de la Fuente Fría es un recorrido circular totalmente señalizado, que te permite explorar tus capacidades físicas de una manera sana y segura y sin que tengas que preocuparte de estar a la altura de la actividad . Marc y Viviane han diseñado rutas con diferentes dificultades, para familias, otras más técnicas ... siempre buscando los puntos de interés cultural e histórico. Dependiendo de la experiencia que deseen los clientes, aconsejan un itinerario con caminos más estrechos y más desnivel, mientras que un itinerario familiar siempre irá siguiendo una pista forestal más sencilla. Además, una de las comodidades de las e-bikes es que no tienes que preocuparte del mantenimiento, Marc y Viviane encargan de tenerlas a punto para cada salida. //

(+34) 649 545 244

www.ebikestramuntana.com