LA GUIA

LA REVISTA

[ la revista ]

ADÉNTRATE EN EL ARTE Y LA CULTURA DEL EMPORDÀ A TRAVÉS DE SUS PERSONAJES

Laurent Martin “Lo”

SE BASA EN LA BÚSQUEDA DEL EQUILIBRIO
Por Azucena Moya Fotos Andrea Ferrés

Cuando llegas al showroom de Laurent Martin “Lo” cada escultura te espera como un animal en duermevela. «Son más amuletos que esculturas», nos dice el artista. «El bambú tiene una energía especial, absorbe los campos electromagnéticos generando un ambiente de calma y tranquilidad.»

Laurent Martin “Lo” descubrió el bambú cuando pensaba en una estructura de arquitectura interior. Fue entonces cuando se enamoró del material. «Empecé a manipular el bambú y me apasionó. Estuve cinco años experimentando en un pequeño taller hasta que decidí dar el salto, dejar mi trabajo en publicidad, vender mi piso en Barcelona y viajar para conocer los países del bambú: India, Vietnam, Laos, Tailandia... Más tarde descubrí regiones de Centroamérica que también conviven con esta planta.»

De sus viajes aprendió diferentes técnicas artesanales, como cortar y trenzar el bambú. Se impregnó del carácter cotidiano de la planta, de su importancia para el desarrollo cultural, emocional y espiritual en estas regiones. «Me interesa el bambú porque tiene en sí mismo muchas dualidades, como el ser humano. Es un material duro pero flexible, puede ser hueco y lleno al mismo tiempo, es masculino y femenino, trabaja con las mecánicas de tensión y compresión, la relación con las sombras, el espacio y el movimiento, la delicadeza, la fuerza...»

El conocimiento holístico que tiene Laurent Martin “Lo” sobre el material es lo que dota sus piezas de una gran belleza y armonía. No solo domina la técnica de trabajo con el bambú sino también su composición biológica y su respuesta física a la manipulación.

«Mi trabajo es un diálogo con el bambú. Mi inspiración es el propio material, los nudos del crecimiento de las cañas, sus fibras. Cuando creo una pieza no la dibujo, tiene que formarse en el momento en que la manipulo. Aunque sí tengo una intención previa, y es a partir de ahí que escucho cómo reacciona la planta. Le doy forma y espero tres o cuatro meses para que el bambú adquiera el gesto. Es entonces cuando se va conformando un equilibrio y se genera armonía.» La oscilación entre las formas orgánicas y las figuras geométricas hace posible un lenguaje más humano dentro del mundo natural. Muchos de sus trabajos evocan el viento, los barcos, el arco. Son microcosmos que juegan con la estructura flexible del bambú, la solidez que este da al espacio y el peso de las esferas de cerámica.

«Las esferas de cerámica son el contrapunto a la movilidad, al viento, el elemento del bambú. Aquí tenemos la tramontana y en Asia tienen los tifones. Las esferas me sirven como contrapesos y centros de gravedad. Las introduje en mis piezas después de un viaje a Costa Rica, lo que me impresionó fue la fuerza y la energía que transmitían.»

El recorrido artístico de Laurent Martin “Lo” sigue la línea central de su trabajo: la investigación entre el equilibrio y el espacio. Tanto sus móviles como las piezas de mesa cambian de forma, son envolventes y se comunican de una manera muy física y sensual con el espectador.

«El público interactúa con las obras desde un lugar emocional e intuye la intención que hay detrás, lo que a mí me ocurre con el bambú se transmite en la pieza.»

Laurent Martin "Lo" está vinculado al Empordà no solo porque es su lugar de residencia, también representa el inicio de su carrera como artista. Ha expuesto en Hong Kong, Taiwán, Corea, Bélgica, Holanda... Y este año tiene tres exposiciones en Catalunya.//