LA GUIA

LA REVISTA

[ la revista ]

ADÉNTRATE EN EL ARTE Y LA CULTURA DEL EMPORDÀ A TRAVÉS DE SUS PERSONAJES

Paseando hasta el faro de Cala Nans

EN CADAQUÉS
Por [ut] Fotos Andrea Ferrés

El itinerario hasta el faro de Cala Nans nos permite descubrir la  orilla meridional de la bahía de Cadaqués, una zona menos concurrida y más virgen, con el paisaje rocoso característico del cabo de Creus. Encontraremos la playa de sa Sabolla, el faro y las maravillosas vistas de la bahía desde la punta de Cala Nans, que la cierra por el sur. 

El sol se anuncia en el cálido horizonte. Nubes dispersas flotan en un  magma mágico. El destello del faro, que ilumina las tinieblas de este cabo desde 1864, nos salva hoy de tropezar por el camino oscuro. Vamos, literalmente, hacia la luz. El sendero, que se inicia a la derecha de la playa de Sa Conca, es un sendero que serpentea arriba y abajo por las rocas, alejándose y acercándose a la costa de manera intermitente, como la luz que nos guía. Bajamos hasta el mar, que rompe en roquedales escarpados y agrestes, casi pelados, áridos, entre los que crecen, casi milagrosamente, flores y plantas silvestres únicas, delicadas en su fuerza. 

El edificio del faro despunta mínimo, encaramado en una gran roca que se adentra en la inmensidad. Evoca el tráfico de hombres, mulas y barcas acarreando materiales desde Cadaqués para su construcción. Un Cadaqués que ahora contemplamos iluminado por los primeros rayos de sol, aunque dormido, sosegado, protegido por las montañas del resto del mundo. Y entonces descubrimos el camino apenas trazado, claramente dibujado y salpicado de grupos que se dirigen hacia el faro a pie. Es una sorpresa agradable compartir con tanta gente esta experiencia.

Durante una hora caminamos en silencio, acompañados por el silbido suave del  viento, hasta que el sonido de las olas que rompen en las rocas y los gritos de las gaviotas nos anuncian que nos acercamos al objetivo. Cala Nans es un lugar privilegiado. Rodeada de acantilados escarpados, cerrada sobre sí misma pero abierta al norte y los vientos y corrientes constantes. Según explican los Rahola en su libro La marina mercante de Cadaqués, la plaza de farero en Cala Nans era muy apreciada, y la ocupaban los más antiguos del cuerpo, que se lo tomaban como una jubilación anticipada. A comienzos del siglo XX fue abandonado debido a la pérdida de su valor estratégico. En 1982, y gracias a la presión popular de los vecinos, se evitó que se derribara y fue completamente rehabilitado. Esta mañana calentada por el sol invita a acercarse a la cala de Sa Sabolla a nadar en un agua limpia, quieta y transparente. Fría y estimulante. El baño nos renueva los fluidos vitales, las ideas y las pasiones. Merodeamos y buscamos lunas entre los guijarros pequeños de la orilla, leemos, paseamos por el camino empedrado que rodea la cala, observamos los cambios de la luz ... Y después de reponernos comiendo naranjas, iniciamos el regreso, esperando volver a encontrar en un futuro este recorte de paraíso, como mínimo, en las mismas condiciones. 

Este paseo, que aconsejo hacer de mañana o al atardecer, es  una ruta mágica que te acerca a la naturaleza más salvaje y bonita, te renueva y te hace querer con pasión los momentos inolvidables.

FAR DE CALA NANS

Altura del foco luminoso desde el nivel del mar: 35,30 metros

Forma del faro: Torre cilíndrica sobre una casa blanca

Destello: Luz blanca, grupo de 4 + 1 destellos cada 25 segundos

Longitud del centelleo: 8 millas. Actualmente, sigue en funcionamiento monitorizado y alimentado con placas fotovoltaicas

Situación: Latitud 42.27008650º, longitud 3.2864090º

ITINERARIO

Distancia y tiempo desde la playa de Sa Conca, ida y vuelta: 5 km, 2 horas paseando

Dificultad: Baja. Es perfecto para ir en familia o para salir a correr

Época: Todo el año

Imperdibles:

El tramo de camino empedrado que rodea la playa de sa Sabolla.

El pequeño oratorio de Pío V, construido por los vecinos en honor a este Papa que provocó el fin de la piratería turca (batalla de Lepanto, 1571), y es que el pirata Barbarroja había atacado e incendiado Cadaqués.

La vista de Cadaqués desde el faro.